A new disruptive world! / ¡Nuevo mundo disruptivo!

Qué difícil reclamar nuestro derecho a ser desgraciado

I_wonna_be_miserable

Mientras desayuno todos los días -sí, soy de esos que tienen la suerte de poder desayunar todos los días- intento ponerme al día en la información local, nacional e internacional. Además, dado que la actual prensa está indefectiblemente adobada de tendencias políticas, y funcionan generalmente más como hervidero de opiniones -dignas o menos dignas- que como foro de observaciones asépticas  de la realidad circundante realizadas por autores cualificados, no me queda más remedio que fundamentar mi propia opinión de las cosas ampliando la cobertura de mis pesquisas matinales. Así, suelo echar una ojeada al New York Times en formato digital, accedo a tweets de empresas o personas que me interesan -aquellas que tienen algo interesante que aportar- y, finalmente, suelo leer varios periódicos: El País,  El Mundo y El Diario de Cádiz, cada uno con sus bondades y sus debilidades -quien viva en España sabrá las tendencias de cada uno de ellos-. Pretendo así conformar mi propia realidad global, que asumo ya desde un principio desfigurada, puesto que es difícil encontrar noticias de lo que verdaderamente importa, que se separe de esa realidad que nos quiere conformar los Estamentos Oficiales.

Qué difícil es hoy en día encontrar noticias de primera plana sobre ciencia base -¿ alguien con poder de decisión se dará cuenta de hasta qué punto es importante seguir investigando en ciencia base, para poder obtener resultados a medio y largo plazo?-, qué difícil es encontrar noticias de primera plana sobre el Espacio Exterior -¿ tan difícil es entender que la Tierra está rodeada de infinitos mundos tan interesantes como el nuestro y que muchos querríamos que se invirtiera más en su estudio?-, qué difícil es encontrar noticias de primera plana sobre Arte, Arquitectura, Pintura y Escultura, Fotografía, Cómics, Literatura, Filosofía, Cultura en general -¿tanto cuesta entender que cuanto mayor sea el conocimiento de lo Sublime del Hombre, cuanto más cotidiano, más fácil sera acceder a una Globalización Mundial optimizada mediante la Educación cercana y sensible?- , y sobre todo, QUÉ DIFÍCIL, QUÉ DIFÍCIL, es encontrar noticias sobre BUENAS ACCIONES DE GENTE ORDINARIA, realizada a millones cada día a lo largo y ancho de nuestro Mundo y que quedan desapercibidas, al alcance solo de unos pocos que tienen la suerte de vivir dichas buenas acciones en primera persona. Si queremos hacer un mundo mejor, no solo tendremos que potenciar y mejorar el acceso a las nuevas tecnologías, claramente exponenciales e intrusivas, tendremos que influir en la singularización del universo colectivo, en el aprendizaje de la experiencia si no queremos llegar a  la realidad evocada por Aldous Huxley en su libro “Un Mundo Feliz (1932): “Uno cree las cosas porque ha sido acondicionado para creerlas.” o “Comí civilización, me sentó mal y enfermé”. Por el contrario, seamos capaces de llegar a evocar lo también citado en dicho libro:

“- Es que a mi me gustan los inconvenientes.
– A nosotros, no.
Pues yo no quiero comodidad. Yo quiero a Dios, quiero poesía, quiero peligro real, quiero libertad, quiero bondad, quiero pecado.
– En suma, usted reclama el derecho a ser desgraciado.”

Que difícil es reclamar nuestro derecho a ser desgraciado. Reclamémoslo, no es tarde.

.

© Texto y Dibujos: Rafael Prado Velasco 2013

Anuncios

Your review enriches this post! / ¡Tu opinión enriquece este post!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s