A new disruptive world! / ¡Nuevo mundo disruptivo!

Mutaciones en el escenario tecnológico

Pyramid with exponential growth in loop80

Avancemos un poco más en este asunto que nos afecta a todos cual es el de la exponencialidad tecnológica. No debemos de olvidar los efectos que la misma puede tener sobre el incremento de producción y por tanto en el incremento del gasto de materias primas y consumibles, hasta el punto de poder provocar la desaparición de algunas de ellas o del encarecimiento de su consumo hasta términos que impidan la accesibilidad universal a la que estamos acostumbrados por lo prohibitivo de su uso. Y  este aspecto puede darse en un tiempo inversamente proporcional al incremento tecnológico.  Consideremos un caso paradigmático como podría ser el uso del plástico. Leía hace algunos días una entrevista al arquitecto y diseñador Philippe Starck en el que comentaba esta problemática y de qué manera podría influir en el cambio del escenario tecnológico.

El hiperconsumo del petróleo, como principal combustible fósil no parece verse  paliado con la utilización de biocombustibles, de origen biológico. Es más, aunque pudiesen ser sustitutivos del petróleo, ya sea el biodiesel, derivado de aceites vegetales de colza, o soja entre otros, o el bioetanol, obtenido por fermentación alcohólica de azúcares de diversas plantas como la caña de azúcar, remolacha o cereales, ambos generan una triste paradoja: La sobreexplotación de extensísimas cantidades de tierra para  alimentos, en vez de servir para dar sustento alimenticio a aquella parte del Planeta que aún en pleno siglo XXI pasa hambre, es usada  para producir combustible que en algunas ocasiones incorpora a su proceso de elaboración más energía que la que generará después como combustible. Escaso progreso pues en términos de sostenibilidad, de consumo de CO2, de impacto ambiental -efectos colaterales como la desforestación- y de corresponsabilidad social.

No ha de olvidarse que los llamados Plásticos sintéticos tienen origen en productos elaborados por el hombre, principalmente derivados del petróleo. Si el petróleo se acaba, una de las bases potenciales de producción de plásticos se acaba: aparatos eléctricos y electrónicos, motores, tuberías, aislantes, fuselajes, impermeabilizantes, muebles, juguetes, aparatos de cocina y menaje, carpinterías, material de deporte, embalajes, envases, contenedores, cajas de almacenaje, aparatos de cosmética, etc., se verán desnudos de su principal material de fabricación. Ni que decir tiene que el impacto en la Arquitectura y el Diseño será brutal. A escala ciudad y a escala doméstica. Y no cabe duda que el petróleo tenga los días contados. Por ello no ya mañana sino hoy deben de fomentarse estudios e investigaciones en la generación de nuevos materiales sintéticos con propiedades similares o mejoradas al plástico que permitan el mismo nivel de rango de precios universal, adaptabilidad en procesos, capacidad, disponibilidad y reciclabilidad.

En cualquier caso hay que ser optimista, ya que la exponencialidad tecnológica también considera un incremento exponencial al acceso a nuevas soluciones. La actual universal interconectividad permite el trasvase e implementación de nuevos conocimientos a tiempo real, a modo de gran pirámide relativizada en el tiempo, donde la cúspide enlaza con la base, doblemente incrementada en un bucle infinito.

Adiós al Plástico. Bienvenidos Nuevos Materiales. Constante mutación en el escenario tecnológico.

.

© Texto y Dibujos: Rafael Prado Velasco 2013

Anuncios

Your review enriches this post! / ¡Tu opinión enriquece este post!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s